Ideas de rocas para decorar el jardín

Hay muchísimas formas diferentes para poder divertirte decorando en tu jardín activar tu imaginación. Dentro de todo ese abanico de posibilidades que tienes en tu mano para poder dar un rumbo a tu actividad, está el de colocar rocas para tu jardín.

 

Existen muchos tipos de piedras en el mundo, tanto en tamaño, como en la forma, en el tipo… y toda y cada una de las piedras o rocas, a veces parecen tener mucha personalidad y mucha historia que poder llegar a contar.

Cuándo en nuestro jardín llegamos a colocar rocas junto con nuestras plantas, nos estamos ofreciendo y dando la posibilidad de tener lo más semejante a la naturaleza que puede existir ante nuestros ojos. Aunque, también es muy cierto que se puede jugar muchísimo con el tema de las rocas y, como bien he llegado a decir al principio, se puede jugar muchísimo con la imaginación y según qué tipo de roca.

 

Con las rocas volcánicas, se podría llegar a formar un bonito pasillo dándole una forma de diseño que tú quieras. Al ser rocas lisas, no tendrías ningún problema de poder caminar por encima de ellas una vez hayas construído el pasillo, y existe la fantástica idea de poder pintar algunas de las rocas, otorgando efectos de mandalas o cualquier otra forma que se te pueda llegar a ocurrir.

 

Luego, otra posibilidad que puedes llegar a darte con el tema de las rocas es el de colocar una rocalla natural. La rocalla natural es, por supuesto, una piedra natural que puede servir para el paisajismo y la jardinería.

Ésta clase de roca ha llegado a utilizarse para el exterior desde hace muchísimos años. Uno de los mejores consejos que puede llegar a darnos un experto sobre éste tipo de roca es que, a la hora de elegir colocar la rocalla, lo hagas donde más iluminación creas que pueda llegar a haber. Cuánto más sol pueda llegarle a la rocalla de buena mañana, mejor que mejor. Y si las orientaciones se centran especialmente al suroeste, noroeste, o incluso el oeste, también podría ser genial.

 

Si las rocas rocallas las colocas en un lugar aproximadamente alto con una pendiente un tanto ligera, también sería muy recomendable. De ésta forma puedes aprovechar mucho más los huecos para llegar a plantar tus semillas y flores, simulando senderos y colocando alunas piedras amontonadas encima una de otras.

Si evitásemos la posibilidad de tener algunos árboles cerca, llegaría a ser lo más adecuado. Lo que queremos es conseguir que nuestro jardín tenga un aspecto absolutamente natural, a ser posible que tenga un poco ese aspecto de ”sierra” de montaña, pero mejorado y más mágico, por supuesto.

 

El suelo tenemos que conseguir que esté lo suficiente drenado, a las plantas les encanta el hummus. Pero eso sí, no hay que olvidar llegar a regarlas de todas formas. Ahora en verano sobretodo, es muy necesario que reguemos nuestras plantas bastante, porque el sol consigue llegar a secar muchísimo la tierra, las hojas. El riego tiene que ser casi diario, manteniéndo húmedas las rocas o según qué plantas.

 

La lavanda puede llegar a ser una planta bastante típica que puede ser plantada junto con una rocalla, además, espanta a los mosquitos por su olor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.