Crea tu maceta artesanal, de cemento y tela

en

A veces, no llegamos a tener tanto dinero como nos gustaría y, la verdad sea dicha, también nos gustaría tener muchas macetas de distintos colores, distintos diseños para nuestro jardín, pero suelen llegar a ser bastante caras hoy en día.

Quizá cuentas con un jardín lo bastante amplio para llenarlo de flores, y lo más seguro es que ya tengas un centenar de semillas de todo tipo esperando a ser plantadas. Pero claro, sólo de llegar a pensar en el dineral que puedes llegar a gastarte comprándote unas pocas macetas te causa un profundo dolor de estómago.

No te preocupes, porque hay muchas y de distintas formas que puede darte la oportunidad de conseguir una maceta de lo más cool para tu jardín exterior, o ¿por qué no? También podría valerte para tu casa por dentro.

Una maceta casera y artesanal que puedes llegar a hacerte, es el de ”cemento y tela”. Sí, sí, cómo lo lees. Resulta de lo más original y por si te parece poco, es muy simple y fácil de hacer.

Maceta casera con cemento y tela

Lo único que vas a necesitas es lo siguiente:

  • – Un poco de agua.
  • – Una bolsa amplia y ancha.
  • – Una tela que nos podrá servir de molde.
  • – Nylon.
  • – Una cuarta parte de turba.
  • – Un poco de cemento Portland.
  • – Un poco de arena gruesa o de vermiculita para conseguir dar un buena textura.
  • – Una estructura, la que sea, que utilizaremos como base y pilar.

Cómo hacer la maceta paso por paso

Su procedimiento es bastante sencillo como bien he dicho. La tela que puedes utilizar puede llegar a ser de cualquier tipo, como si quieres rasgar alguna camisa que ya no utilices porque esté manchada y esas cosas que solemos guardar los humanos por nuestros ”por si acaso algún día me hace falta”. También puedes utilizar alguna manta fina, alguna toalla, no importa del tipo que llegue a ser.

 

La base o el pilar que utilizaremos para apoyar nuestra maceta de cemento, podrían llegar a ser perfectamente tarros de cualquier tamaño o tipo, latas, lo que sea. Te sirve cualquier cosa. Lo importante es conseguir que éste pueda llegar a tener una buena altura y no importa la forma que llegue a tener; puede ser cuadrado, redondo, rectangular, eso no va a impedir que consigas hacer tu maceta de tela y cemento.

 

Algo que sí tendremos que tener muy en cuenta, es decir, que es mucho más importante que la forma que pueda llegar a tener tu maceta o tu bandeja de base, es la resistencia de ésta. Tenemos que asegurarnos de que su resistencia es limpia y podrá aguantar durante todo el procedimiento para poder proseguir con la manualidad artesanal con los métodos más fáciles y adecuados.

 

El nylon, sirve especialmente como aislante. Lo que hará es aislar tanto el cemento como la base, así que lo que haremos es proceder a utilizar la bolsa abierta. Nos tiene que importar muchísimo que el nylon llegue a ser lo bastante fino para seguir procediendo adecuadamente, así también evitaríamos algunos de los pliegues que la tela pueda llegar a ocasionar.

 

Y finalmente utilizaríamos el cemento, que puede llegar a ser reemplazado también por lo que conocemos como el cemento blanco.

 

Cuándo hayamos completado todos los pasos lo único que nos faltaría sería desmoldarlo todo, para que por supuesto, quede la maceta que tanto estábamos deseando de hacer. Así, por supuesto podríamos tener unas veinte macetas sin tener que derrochar una barbaridad de dinero.

 

Y conseguir, claro, el jardín lleno de flores que tanto estábamos deseando. Un jardín no tiene por qué estar vacío sólo por no tener macetas.

Ejemplos de maceteros de cemento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.